El Instituto mágico de las brujas de Salem se enorgullece dar la bienvenida a los estudiantes, docentes, administrativos y padres de familia, que conforman nuestro Plantel Educativo y les felicita por ser parte de una institución tan noble como la nuestra.

Bienvenidos a este nuevo periodo escolar 2013 - 2014, periodo de muchos retos, metas y proyectos que nos brindarán al final del año muchos resultados positivos y exitosos.

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Nos encontramos actualmente en el final del invierno, este ultimo más cruel que los anteriores en Estados Unidos de América, la tierra de la libertad. Actualmente los alumnos están cursando el ciclo escolar 2013-2014. En el próximo mes se estará llevando a cabo una ceremonia en conmemoración al primer aniversario del ataque en el colegio hecho por magos oscuros. También está por comenzar la temporada de Quodpot y la carrera anual de escobas en el pueblo de Salem.


► Se prepara la ceremonia en conmemoración a los atentados del 03/13 en el colegio de Salem. Algunos ciudadanos encienden lumus al rededor de las rejas por los caídos.

► El partido liberal propuso una ley para el subsidio de los magos nacidos de muggles que no pueden pagar sus estudios. La propuesta fue descartada inmediatamente por el partido conservador. Se prevean revueltas tras el tribunal de magia.

► Cerca de 30 oficiales del departamento de seguridad mágica fueron dados de baja por no aprobar las pruebas de confianza. El personal restante ha estado trabajando a marchas forzadas por la seguridad.

► Jonathan Rosbell, mago acusado del robo al departamento de misterios de albuquerque nuevo méxico reveló pertenecer al grupo de adoradores conocidos como "Los Khem". Su sentencia será dictada la próxima semana.

Últimos temas
» Murikami Gakuen Rol [Élite - Apertura]
Mar Nov 18, 2014 4:35 pm por Invitado

» Wizarding World {Afiliación Elite}
Dom Abr 06, 2014 1:48 pm por Invitado

» Vuelapluma - Afiliación élite DENEGADA
Dom Mar 23, 2014 11:10 am por Invitado

» Schiltach Town {RPG+18} - Afiliación élite
Sáb Mar 22, 2014 8:37 pm por Invitado

» City Of Dreams RPG - Foro de Famoso (Cambio de Boton)
Miér Mar 19, 2014 5:13 pm por Invitado

» Bleach: El Renacer {Afiliación élite}
Sáb Mar 15, 2014 7:32 pm por Invitado

» Guardians of Eternity - Afiliación Élite Confirmación
Miér Mar 12, 2014 12:10 pm por Invitado

» Registro de Aquelarre
Mar Mar 11, 2014 11:10 pm por Kalim N. Raven

» Registro Avatar
Mar Mar 11, 2014 11:07 pm por Kalim N. Raven

» Kalim Raven ID
Mar Mar 11, 2014 10:58 pm por Kalim N. Raven

» -Amenazas-
Mar Mar 11, 2014 5:52 pm por Mel Bratcher

» Always There {Confirmación Elite}
Mar Mar 11, 2014 12:51 pm por Invitado

» Hearts on Fire {Confirmación Élite}
Mar Mar 11, 2014 7:32 am por Invitado

» No todo lo que brilla es oro
Lun Mar 10, 2014 11:07 pm por Matthew Levinson

» Jacque Mate
Lun Mar 10, 2014 6:17 pm por Evan D. Lovecraft

» Registro de empleo
Lun Mar 10, 2014 6:00 pm por Olga Bianchi

» Olga ha llegado || ID
Lun Mar 10, 2014 5:35 pm por Shane G. Collins

» Perdida en la noche(logan)
Lun Mar 10, 2014 4:04 pm por Atalaya Stein

» Directorio Looking For You { Afiliacion Elite
Lun Mar 10, 2014 2:21 pm por Shane G. Collins

» CONFIRMACION y Cambo de Botones ELITE MC
Lun Mar 10, 2014 2:06 pm por Shane G. Collins

Los posteadores más activos de la semana


ABBY LOWELLl
DRAKEN STALL
ÍO CARMENTA
G. BLODMIR
IVONNE S. LORENTS
PATRICK WOLFCLAW
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Dom Jul 16, 2017 6:57 pm.

Bloody Valentine

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Jue Feb 13, 2014 11:43 pm





Bloody Valentine


•Washington State. | privado Shane  




Le había mentido a Shane pero no le importaba,  Harley era una persona que se tomaba las cosas con demasiada ligereza, sin importarle si hacia bien o mal.  Sabía que el departamento de aurores estaba pasando por momentos difíciles con todas esas personas que habían despedido así nada más. Precisamente por eso no quiso sobre cargar a Shane pidiéndole que hicieran algo para el día de San Valentin, al contrario le mando una carta diciéndole muy a su pesar que ese mes no podría salir del colegio por que no había arreglado la papelería a tiempo.
Puras viles mentiras

Realmente le tenía preparada una sorpresa. Llego muy temprano el sábado por la mañana a Washington state, tenía algo del dinero que sus padres le dejaban sacar de la bóveda familiar (y sus tarjetas de crédito), paso a comprar unas cuantas cosas para preparar una cena maravillosa, pues sabía que él tendría que trabajar hasta tarde ese día, cosas de aurores, ella no terminaba por comprenderlas a pesar de que su mamá hubiera servido al departamento por más de 10 años.

La cena era simple, sabía que estaba por llegar la época de la  transfusión, si es que él no había decidido hacerlo antes por prevenir, casi siempre iban juntos. Así que decidió un menú ligero porque a penas y estaba aprendiendo a cocinar. Tenía medio año viviendo con él, así que ya habían pasado las épocas de la cocina que les provocaba dolores intestinales.  Cuando llego a la casa dejo las cosas en la cocina y comenzó a preparar una pierna de cerdo en el horno.  Nunca había preparado algo así de elaborado, pero tampoco pensó que fuera tan difícil, hizo todo lo que decía en la receta que debía hacer, tampoco tendría que ser tan difícil ¿verdad?  Coloco  la pieza en el horno y luego empezó a preparar unas cuantas galletas, en lo que la pierna terminaba, era impresionante lo mucho que había cambiado en todo un año, ella que en su vida había tocado algún utensilio de cocina.

No se dio cuenta de la hora, estaba muy ocupada revolviendo la masa y las tinturas de las galletas, era casi la hora en que Shane llegaba a casa pero ella seguía con un pantalón de mezclilla, el cabello hecho un desastre y cubierta de harina en las mejillas. Debía ser una imagen deprimente, pero lo peor es que, cuando justo escucho que la puerta se abría, el horno comenzó a sacar un humo que rápidamente inundo la cocina.

Harley nunca había sido buena para actuar en situaciones de riesgo, precisamente por lo mismo su primer instinto fue sacar la pierna del horno con los guantes de cocina, tenía una flama enorme que incluso llego a alcanzar las cortinas cerca del lavabo,  genial, ahora las Pixies no tendrían donde dormir.


made by emma of atf


avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Vie Feb 14, 2014 7:52 pm

El día estaba siendo estresante, y decir “algo” era un eufemismo en aquella situación. Las montañas de papeleo se acumulaban sin cesar después de que más de 20 oficiales de seguridad fueran despedidos. A si mismo también lo hacían las alertas, no estaban aún muy bien distribuidos para atender las llamadas que se producían. Shane no entendía muy bien porque habían despedido a tanto personal, y sin embargo no habían tocado a los practicantes ¿No era el o Atalaya personal de lo más prescindible? Quizás era el hecho de que solo eran simples practicantes, no eran piezas importantes, no eran relevantes. Y realmente Shane era muy entregado en el trabajo, algunos aurores lo habían reconocido en voz baja.

Todo aquel tema lo acosaba. En realidad jamás habría pensado que, vivir como un adulto, fuera tan difícil, que fuera como aquello. Siempre había imaginado una alocada libertad e independencia, ninguna preocupación y en realidad era todo lo contrario. Desde que heredó “la Mansión Glass “sus obligaciones no habían hecho otra cosa más que aumentar. Aquella pocilga enorme estaba infectada de moho, pixies, arañas gigantes, duendecillos, un boggart en la segunda planta, todo eso por no mencionar las mil diferentes criaturillas que podías encontrarte en las distintas estancias, y el hecho de que al ser madera y piedra, el abandono había podrido algunas zonas.

Todo su “sueldo” se iba a la casa, las reparaciones, los cambios, el acomodamiento. Y él estaba agonizante por desaparecer algunos días con Harley, visitar algún país exótico, algún evento espectacular. Aquello ahora le parecía demasiado remoto. Él estaba todo el día trabajando, normalmente hasta bastante tarde, y ella apenas salía 2 fines de semanas al mes. Pero al menos aquel era un gran proyecto para ambos, y lo cierto era que habían compartido estampas muy divertidas haciendo algunas reparaciones en la casa, la verdad era que aquel lugar era enorme y ellos dos no habían habilitado ni la mitad. Estaba seriamente en hacer una llamada y meter a medio Salem en casa, quizás así avanzaran un poco con la reforma.

Desde que vivían juntos, algo muy íntimo se había desarrollado entre ellos, su relación era muy fuerte, y su amistad lo era aún más, los lazos que los unían eran realmente resistentes a cualquier catástrofe. Algo curioso, consecuencia de que viviesen juntos era que cuando Harley podía salir de la escuela, automáticamente, un animago con forma de gran danés se pasaba todo el fin de semana sentado frente a la casa, vigilante, como si algo estuviese por suceder. No lo supo la primera vez que paso, pero cuando volvió al trabajo el lunes rápidamente (por los cotilleos) pudo saber que la auror Evangeline Blue, había asignado a Frank Cole el trabajo de vigilar la Mansión Glass. En primera instancia se molestó, luego se compadeció del pobre diablo, pues iba a estar bastante aburrido.

Aquel día había sido raro, en el departamento de aurores siempre había mucho ajetreo, y el revuelo era mayor después de los despidos, pero aquel día era san Valentín y era extraño ver figurilla de papel con forma de cupido te lanzaban flechas de “amor” cuando uno estaba redactando un informe sobre un mago que había atacado a un muggle a la vista de todos.

Era triste no ver a Harlencia en el día del “amouuur” pero era consciente de que iba a estar hasta muy tarde allí encerrado. Y de hecho así fue, ya había pasado la hora de la cena cuando por fin pudo terminar el escrito, era de los pocos que habían aun en el departamento, todos los demás debían estar con sus enamorados. Shane compuso una mueca entre celosa y burlona, como si estuviese oliendo algo muy desagradable y al trote se dirigió al departamento postal.

Se sentía un poco culpable de usar las lechuzas del ministerio de aquella manera, pero solo sería una vez al año ¿No?

Que no pudiera ver a Harley no significaba que no podía mandarle unos chocolates y de hecho en la mañana, antes de entrar a trabajar, había hecho una parada en una chocolatería belga que había en Waterville. Con gran disimulo ató la bolsita satinada a la pata de una lechuza, junto con una carta, no era algo cursi, realmente solo e contaba un poco de lo locas que estaban las cosas en el consejo de brujas y que la extrañaba. Por fin suspiro, realmente estaba agotado y dio gracias al cielo de que fuera viernes, porque a no ser que se diera una emergencia, eso significaba que tenía el fin de semana para descansar, en la triste soledad.

Se apareció en la gran habitación, la cual tenia el papel arrancado de la pared, según Harley debían hacer algo grandioso en aquel lugar, pues por algo era su habitación. Además ambos pensaban que el olor a anciano estaba impregnado en el papel, por ende debían deshacerse de él. El suelo crujió cuando se apareció y el semivampiro se descalzó con un suspiro cuando se percató de algo. La estancia olía a comida, bueno, realmente olía a quemado. Todo olía a quemado.

Alzó la varita y se apareció en la planta de abajo, tosió, todo estaba lleno de humo y este procedía de la cocina. ¡Había fuego!

—¡¿HARLEY?! –no sabía bien por que pero su intuición le decía que no podía ser nadie mas.

Cuando entro corriendo en la cocina, las cortinas del lavabo estaban ardiendo, del horno salía llamaradas intermitentes y una desastrada Harley estaba intentando contener todo aquello. Alzó su varita conjurando un aguamenti, y el potente chorro de agua se dirigió por partes a las cortinas y después al horno, por varios minutos no pudo hacer más que aquello. El olor a chamuscado era horrible. Después, con la respiración agitada la miro sin dar crédito.

—¿Estas bien? –se acercó a ella que estaba llena de hollín y la movió viendo que nada fallase. Estaba algo aturdido. —Si querias cambiar ya las cortinas podrías habérmelo dicho, no tenías por qué prenderle fuego a la casa. –con algo de histeria se rio. —¿Y bien? ¿Qué es todo esto?
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Dom Feb 16, 2014 12:37 am

Maldita sea. Ella nunca tenía ese tipo de detalles con Shane, en su vida había tomado un horno y la primera vez que lo hacía había incendiado todo… las cosas no podían ir peor.  Harley había sido criada en un hogar donde afortunadamente las cosas se le brindaban sin problema alguno, jamás había tenido que recoger su habitación o someterse a cualquier labor domestica. Si, ser hija de un artista famoso y una auror prominente le había dado una vida de lujos y comodidades, misma que había decidido abandonar por cuenta propia. La razón era simple y estaba entrando por las puertas de la cocina en esos momentos, si, ese joven de cabello castaño valía la pena, todo eso y más… al menos era lo que pensaba hasta que el mismo lanzó un aguamenti para apagar las llamas y termino por remojarla completamente.

Ella se quedo paralizada, con el cabello empapado y la ropa también, eso y el hollín habían dejado en ella la peor de las imágenes. Vio como Shane apago el horno y ella solamente se quedo sosteniendo el recipiente donde el asado había terminado tan inundado como la cocina.  Sus ojos viajaron rápidamente del horno a él y luego al asado, poco a poco en su rostro se fue dibujando una sonrisa y una risa histérica apareció en ella.

Era… era…. Era una sorpresa… .-  Luego su sonrisa se deformo en una mueca de tristeza y un berrinche un tanto infantil. Se sentía terrible, enojada y triste. Termino por dejar el recipiente en el lavabo frustrada y enojada. – Era por san valentin pero ahora es un caldo de asados…. – Si, podía ser infantil, pero realmente se había esforzado. Ella seguía siendo una niña a pesar de todo y ella, en especifico, se frustraba muchísimo cuando las cosas no le funcionaban con ella quería. Si, era muy terca en ocasiones.  

Al final su berrinche termino con ella pateando el suelo, luego fue hacia él y lo abrazo con todo y agua y hollín. – Ahora tendrás que conformarte con una pizza y la ira de las pixies….. - Lo extrañaba, lo extrañaba muchísimo.  Desde las vacaciones navideñas no había tenido la oportunidad de verlo. – Oh oh…!!! Tengo algo para ti… espera, espera un segundo!.. .  Se separó de él rápidamente, incluso resbalo un poco antes de salir de la cocina.  Se escucho como movió unas cosas de la sala y en menos de un parpadeo estuvo de regreso. A veces era como un tornado.

Tienes que elegir una mano, dime, dime! ¿Benjamina o Epifacia? … – Se refería obviamente a sus manos. Benjamina era su mano derecha y Epifacia era su mano izquierda. Ella gustaba de ponerles nombres raros a las cosas, a su comida o incluso a sus órganos y miembros. Su cerebro se llamaba Barbará.  Extendio a Benjamina y Epifacia con los puños cerrados hacia él, esperando que eligiera.


Última edición por Harley D. Blue el Lun Feb 17, 2014 3:09 am, editado 2 veces
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Dom Feb 16, 2014 10:45 pm

Shane tosió un poco, el humo era demasiado denso, y con los ojos entrecerrados la miro sintiéndose terriblemente por haberla dejado de esa guisa, empapada, dejándola con el hollín resbalándole por la cara junto con el agua. Peor se sintió al ver el asado, hecho caldo, en el lavabo. Aparte de hecho caldo estaba viviblemente quemado, aunque quizás el núcleo se hubiese podido salvar.

Se dejó abrazar y la rodeo por la cintura mirándola con cariño y algo de tristeza por las circunstancias. —No estés triste, H. Ha sido la mejor sorpresa de San Valentín de toda mi vida. –dijo con una sonrisa de medio lado, besó su frente, y prontamente ella se había recompuesto. —Será la pizza más romántica de la década, ni siquiera pensé que fueras a venir hoy… Empezare a no creerte, pedazo de merluza, serás sospechosa de cualquier delito acontecido en el perímetro de la casa.–dijo adoptando voz de narrador sexy de película de espías.

Iba a besarla pero Harley salió disparada por la puerta, aprovecho para seguirla porque le estaban empezando a lagrimear los ojos por todo el humo que había. A veces Harley era un completo terremoto emocional, se situó con las manos sobre las caderas, un poco desconcertado, aún estaba asimilando que Harley estaba ahí, no en la escuela, y que casi había quemado la casa. Lo peor es que él había tenido un regalo para ella en sus manos, hacia tan solo 15 minutos había tenido una caja de chocolates, era una caja con forma de cupcake coronada con una guinda con forma de corazón, en ella ponía “Be my valentine”. Solo hacia 15 min, ahora no tenía nada, pues su caja estaba volando hacia Salem, donde se suponía que ella debía estar.

Se froto la cara y suspiro, luego la miro con una sonrisa macarra, de medio lado, y puso la pose del pensador. —¿Cuál debo escoger? –dijo con tono interesante. —Uhmmm… ¡ELIJO ESTA!–señaló las dos manos. Y quedo a la expectativa. Aunque luego se desanimo un poco.

—¿Sabes, H? No tengo nada para darte… Acabo de mandar tu regalo a Salem con una lechuza… De haber sabido que ibas a salir de la escuela...–hizo una mueca disgustada —Lo siento. –suspiró revolviéndose el pelo, el cual estaba ya más largo de lo normal.
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Lun Feb 17, 2014 3:05 am

Algunas personas podían considerarla como una persona demasiado activa o hiperactiva, Harley muchas veces parecía estar en drogas o con un exceso de azúcar en su sistema. Era simple, ella era de esas personas que querían disfrutar de su vida al máximo y lamentarse o sufrir no era parte de ella. Fue esa misma actitud desafiante y aventurera lo que la llevo a fugarse con él en la primer oportunidad, claro que no habían si quiera terminado de aparecer en la mansión cuando su padre y su madre habían hablado con Shane y ella para, en parte regañarla y en parte aceptarlo. A fin de cuentas ella era mayor de edad (en el mundo mágico al menos).

Corrió hacia una de las bolsas que tenía en la sala. Saco de ella dos objetos. El primero era un cubre vasos tejido con una forma graciosa y el segundo eran unos boletos para un concierto de Miskatonic que sería en dos meses.  Los llevo detrás de su espalda en saltitos hasta que estuvo frente a él, sonriéndole con una mancha de  hollín en la mejilla. Ella era de esa manera, podía estar triste unos segundos antes pero frente a Shane siempre resplandecía, se iluminaba solamente con su presencia.  

Entonces escucho su voz y su risa y ella misma río. Podía jurar que en esos momentos su corazón dio un vuelco descontrolado y sentía que podía desmayarse en ese instante en que lo vio acercarse a ella y tomar ambas manos. El tenia esa habilidad de derretirle el corazón con el simple toque de sus manos. Quería saltar sobre él y abrazarlo, besarlo hasta cansarse, pero solamente se le quedo viendo, con una sonrisa en los labios y llevo las manos atrás de su espalda.

Es usted un tramposo señor Collins, ¿Así trata a su Valentin? ¿hum?...
– Se carcajeo, pero luego vio su rostro desanimado y lo entendió rápidamente, incluso antes de que el se lo dijera. No era su culpa, ella lo había engañado para que pensara que no la vería y la sorpresa fuera mayor, pero no se permitió desanimarse, al contrario, puso una sonrisa más grande y radiante.

¿Qué mas vas a darme? Es decir, te tengo a ti, aun que tenerte a ti con chocolates y pidiendo mi pizza sería mucho mejor, pero puedo sobrevivir contigo por el momento.  Además, el regalo  que conseguí es más para mi, tu vienes como condicionante…  oh! Oh! Tengo que presentarte a Josh, te encantara, eres de su tipo y todo eso.. – Luego saco a Benjamina de su espalda y abrió el puño frente a él, ahí estaba el cubre bebidas tejido con forma de elfo domestico. – Pensé que ya que no podemos tener elfos por que los odio, al menos podías tener uno que no fuera de verdad…. Y, debo decirte que la sorpresa de Epifacia es mejor!... – luego saco la mano y apareció en ella los boletos.  Era fácil conseguir entradas para el boleto de tu banda favorita cuando tu padre era el vocalista principal.  Hurra por la familia!.


Última edición por Harley D. Blue el Mar Feb 18, 2014 6:43 pm, editado 1 vez
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Lun Feb 17, 2014 4:44 pm

La miro con un deje de ternura, ella era su especial ciclón de emociones. Tenían años como amigos, para él no era nada raro, nada nuevo, Harley siempre había sido así, eso era lo que le había enamorado, por sorpresa. Con ella, él se convertía en alguien distinto, en alguien capaz de cometer las mayores estupideces del planeta, para luego reír al recordarlo.

Después de un día tan pesado como aquel, tenerla ahí delante lo aliviaba, su charla era como una cura contra la monotonía que era su vida desde que salió de la escuela. La extrañaba como al agua en el desierto, como a la lluvia en los veranos más secos. En aquel momento solo quería rodearla con sus brazos, pegarla a él y devorarla con besos tiernos y calurosos. Sonrió de manera juguetona y asintió.

—Claro que soy un tramposo, Srta. Blue. Si no lo fuera nunca ganaría contra usted.–le dio un pequeño beso.

La abrazó, aun cuando ella tenía las manos en su espalda, le hizo sentirse mejor saber que ella no se pondría triste, al menos tendría chocolates cuando volviera a la escuela el lunes por la mañana. Quería morder su cuello, no una mordida para alimentarse, si no algo mas romántico, pero la soltó entre risas, adoraba cuando ella hablaba aceleradamente, cierto era que se la podía ver muy emocionada. Shane estaba impaciente por ver los regalos. Ella abrió a su mano apodada Benjamina, a Shane le gustaba decir que era “Benjita, para los amigos”, y solto una sonora carcajada mirando al cobertor de bebidas con forma de elfo doméstico, era el tejido más original que había visto nunca.

—¡Harley!–sonrió él. —La nueva practicante va a morir de envidia cuando lo vea cubriendo mi vaso de café por las mañanas. ¡Es genial!–luego la observo con una ceja alzada —¿Josh?¿Qué Josh? ¿Su tipo?–se carcajeo— Dile al tal Josh ese que mi tipo tiene más pecho.–la manoseo pervertidamente para terminar haciéndole cosquillas.

Luego ella saco la otra mano y Shane abrió los ojos desmesuradamente, incluso él había intentado conseguir boletos para ir con ella a verlos. Había sido imposible, todos estaban vendidos en pocas horas. Shane los agarro y comenzó a dar saltos gritando emocionado. Ellos dos habían sido muy fans de Miskatonic, desde siempre, incluso antes de que se enteraran de que el famosísimo Adam Lovecraft era el verdadero padre de Harley.

—¿Cómo es posible?–pregunto eufórico —ERES – LA – MEJOR-NOVIA-QUE-PODRIA-DESEAR–alternaba cada palabra con un beso.

La tomo por la cintura y le dio una vuelta. Y quien sabe lo que Platón estaba interpretando porque subido a un mueble erizó el lomo viéndolos y comenzó a bufarles. El gato se ponía muy arisco cuando Harley estaba en la casa, tenían un odio mutuo el uno hacia el otro, aunque todos los animales odiaban misteriosamente a Harley. No sabia como iba  a compensarla, pero en un momento ya se la había cargado al hombro y la estaba subiendo por las escaleras. —Ahora tendré que darte tu merecido.–dijo como una sentencia inamovible.

La llevo al cuarto y la dejo en la cama, pero su mente se había iluminado momentáneamente. Shane era un gran dibujante, era como su don natural, y llevaba mucho sin dibujar nada serio. Al menos hasta que en el departamento le habían asignado ordenar los archivos desde 1913 hasta la actualidad, entonces tuvo mucho tiempo para divagar, y comenzó a dibujar a Harley, era un síntoma de cuanto la echaba de menos.  Había tardado mucho en hacerlo, porque no podía estar dibujando todo el rato en el departamento de aurores, menos aun cuando la aurora Blue andaba por allí, ojo avizor. Se aproximo a su maletín de trabajo y saco un folder amarillo, luego se lo pasó a Harley.

—No era un regalo de San Valentín… Pero es una muestra de cuanto te extraño.–dijo un poco azorado, él no era Don Mimosin, y aquellas cosas le daban vergüenza, pero  quería que ella lo supiese. En verdad llevaba sin dibujar algo complejo desde 5to curso, pero esperaba que a Harley le gustase.

Dibujo:
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Lun Feb 17, 2014 5:45 pm

Era increíble la sensación de la piel de Shane sobre la de ella misma, era como un bálsamo refrescante, como una lluvia en verano calmando las ansias de su corazón.  Se sentía reconfortada cuando él la abrazaba, como si su corazón al instante creciera dos o tres veces su tamaño natural. Y qué decir de la sensación de sus labios, era su complemento, la pieza sin la cual permanecía incompleta, si ella amaba la vida a su lado, amaba despertar viendo a través de sus ojos y él como la más mínima expresión en su rostro cambiaba cuando estaba triste, feliz, preocupado. Había tenido mucho tiempo para memorizarse sus gestos o palabras.

No, bobo, Josh es el elfo, imagínate que insulto no nombrarlo. Podría haber herido sus sentimientos. – Lo vio con el rostro más serio que pudo y luego, tras su abrazo y manos juguetonas, ella comenzó a moverse como un bicho queriendo escapar del agarre. Logro hacerlo cuando él tomo los boletos y solamente lo observo riendo con las manos en las bolsas traseras de su pantalón. Obviamente se los había pedido a Adam, su papá aun seguía trabajando en esa relación padre-hija que hacía poco menos de un año era completamente inexistente.

Mis buenas influencias, tu sabes… – Le hizo un Mohín con la nariz y luego lo abrazo también, no se dio cuenta que el gato estaba ahí hasta que le busco problemas. Harley solamente entrecerró los ojos, estaba por ahuyentarlo con la mano pero en ese momento Shane la tomo por el hombro y comenzó  a subir las escaleras con ella.  Ella comenzó a patalear un par de veces pero al final se canso y solo se dejo llevar. Cuando la dejo caer en la cama ella hizo un gesto de disgusto pero de inmediato se sentó para ver qué es lo que él hacía.

Bueno, era en verdad lo de la pizza, muero de hambre.. – Dijo medio en broma y medio enserio llevándose una mano al estomago. Luego se rio y tomo el folder. Ella por supuesto que sabía que Shane dibujaba, le había tratado de enseñar varias veces pero simplemente eso no se le daba. Le sorprendió muchísimo, en efecto verse reflejada en la hoja y solamente se quedo unos segundos viéndola. Examinándola.

Esto es….   – Luego una sonrisa se fue dibujando en su rostro lentamente. - Es lo más genial del mundo….  Es decir, claro que yo soy lo más genial del mundo pero…  Eres muy bueno, siempre lo fuiste… .-  Volvió a meter el dibujo en el folder y se mordió el labio inferior. - Ven aquí… anda… - Le extendió una mano para que se tumbara al lado de ella. Ella también lo extrañaba muchísimo, nada se sentía igual sin él, a pesar de estar en la misma escuela y con las mismas personas. Pero ahora él tenía un trabajo y esas cosas.  Harley por supuesto sentía que jamás podría entender esa responsabilidad.

Creí que moriría con el asado, tu solamente habrías tenido muchas cosas que explicar… era menos complicado. .


Última edición por Harley D. Blue el Mar Feb 18, 2014 6:42 pm, editado 1 vez
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Mar Feb 18, 2014 2:51 am

Esperaba su reacción impaciente, era cierto, no era un regalo de San Valentín… pero era todo lo que tenía en ese momento, y ciertamente era una muestra de amor ¿No? Miro inquisitivamente cualquier gesto, el mas pequeño pestañeo y por fin soltó el aire contenido cuando la vio reaccionar con alegría. Una de las ventajas de estar saliendo con una loca como Harley era su “anormalidad” de hecho ella no era como ninguna chica que conociese, eso le encantaba, otra le estaría estrellando un jarrón en la cabeza por darle un mugre dibujo. Ella merecía más que eso, y aunque no fuera en el día de San Valentín ya inventaría algo que solo ella pudiese tener. Se alborotó el pelo.

—Siento no tener mas… Te mereces algo grande después de esos regalos tan geniales.–arrugo el entre cejo.

Con decisión se tumbó junto a ella, tomando su mano y rodeándole con la otra, acercándole así. Aspiro el olor de su pelo, llevaba mucho sin verla, era genial sentir el contacto de algo tan familiar.  Beso su pelo, su frente, sus ojos y su nariz y antes de besar sus labios se detuvo a verla un segundo. —Pero que fea eres, Blue, tienes cara de Mike Wasausky.–obviamente estaba bromeando, para el Harley no solo era bonita, era la única belleza que sus ojos eran capaces de apreciar. Era digna de cualquier alago.

Después beso sus labios. Ah… como los había echado de menos. Los besó mucho y muy intensamente, la mano que la rodeaba la apretó aun mas. —Yo también tengo hambre…–dijo separándose un poco de ella —Quizas te podría comer a ti.–sentenció antes de poner cara de psicópata con los ojos muy abiertos y empezar a mordisquearla por todos lados y a hacerle cosiquillas.

—¡CONFIESA! ¿Has hecho algo indecente en la escuela?–le pregunto con tono de loco, como si estuviera torturándola realmente.

En ese momento en realidad, quería abrazarla tan fuerte, que ambos se hiciesen uno. Eran tiempos de estrés, preocupaciones y trabajo duro. Siempre necesitaba recordar que ella estaba apoyándole. Era un poco deprimente llegar a casa, el olor a moho inundándolo todo, al menos Platón le hacia una buena compañía.

—¡Ya gradúate, por los calzones de Merlín! Te necesito aquí 24/7–hablaba en tono bromista, pero en realidad era cierto. Añoraba Salem.
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Mar Feb 18, 2014 7:53 pm

¿Algo mejor? Estaba loco, Harley tenía todo lo que podía desear en esos momentos, a él.   Jamás había estado tan enamorada de alguien como en esos momentos, le necesitaba como al mismo oxigeno, una vez se lo dijo, sin él ella jamás podría vivir, no se imaginaba simplemente no estar a su lado, mucho menos en San Valentin. Se recostó a su lado como tantas veces había hecho antes y encontró ese lugar especial entre sus brazos, si lo vendieran como almohadón Shane sería el artefacto de noche más solicitado del mercado. Se rio ligeramente de solo pensar la idea, tal vez si estaba un poco trastornada después de todo.

Ella abrió los ojos en sorpresa y dibujo una gran “O” con sus labios cuando le dijo que era fea, estaba por replicarle de manera graciosa cuando su beso la tomo por sorpresa. Sus labios la atraparon en ese momento y ella solamente pudo responder el beso derritiéndose en sus manos, él sabía a helado de cerezas y chocolate, su favorito.  Le tomó unos momentos salir del estado de ensoñación en el que se había metido. Es que con él todo era como andar entre las nubes, le provocaba ese cosquilleo en el estomago y un vuelco del corazón.

Si, comer… espera ¿QUÉ? No me uses como excusa para no pedir una pizza doble de queso y salsa de tomate. – Llevo las manos a las mejillas de Shane y las apretó jugando con ellas.  Arrugo la nariz fingiendo enojo aun que luego con las cosquillas y los mordiscos comenzó a reír, con fuerza y a carcajadas hasta pedir auxilio.

YO NO HE HECHO NADA, ESTAS LOCO, MORIRAS!!! – Luego se lanzó sobre él y tomo una almohada para taparle el rostro, como si quisiera ahogarlo con ella. Por supuesto no estaba ahogándolo de verdad, solo era una broma. Se quedo pensando en lo de graduarse del colegio.

Pues no, nunca me tendrás si no me alimentas, mírame! Estoy en los huesos.  Es tu culpa que casi haya quemado la cocina, sabes que soy un peligro y me dejaste cocinar, ahora morirás.   – Luego de jugar un poco más a ahogarlo con la almohada la levantó y le golpeo el rostro con ella.  Sí, bueno, ella no era una flor delicada que se lastimaba con cualquier cosa y usualmente jugaba así con Shane, así que el golpe no fue suave ni mucho menos.

Eso te mereces por llamarme fea, a mí, una obra de arte…  - Se mordió el labio inferior suavemente y luego se levantó. – Vamos a cenar a algún lugar.  Así este todo lleno o lo que sea. Solo quiero estar contigo y olvidar que casi muero en un incendio. Tal vez debería dedicarme a no estar cerca de un horno, ¿Qué crees tú?.  .- Se había levantado hablando como siempre, de manera interminable.  Fue hacia el ropero donde ella tenía alguna de su ropa y se cambio la camisa por una que no estuviera llena de hollín.  Aun que justo cuando se la acomodaba, volteo a ver a Shane.

Espera… ¿has tenido un día difícil, cierto?.  Bueno… yo iré por la comida mientras tu preparas palomitas en la sala ¿Quieres ver alguna película de San Valentín? Tu sabes, como Pesadilla en la calle del infierno, Terror en Amityville o esas cosas? – Rodó los ojos haciendo un ademan con la mano.  Sacó la varita de su pantalón y antes de que él dijera algo, le lanzó un beso y desapareció.
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Vie Feb 21, 2014 4:55 pm


Cuando estaba con ella todo el estrés se disipaba como si nunca hubiese existido, era una cualidad propia de las féminas Blue controlar el nivel de estrés de Shane. Evangeline lo subía a niveles estratosféricos, Harley lo hacía desaparecer por completo. Estaba riendo, como si la vida le fuera en ello, fingiendo un falso forcejeo con ella, que se había subido sobre él y lo estaba ahogando con la almohada, no de veras, ciertamente. Pero llegó un punto en el que él se fingió muerto. Ella golpeó su rostro con la misma y Shane hizo una mueca de dolor desproporcional al hecho de que solo era una almohada de plumas.

—¡Pido paz! —dijo alzando las manos —¿Qué yo te tengo en los huesos? ¡Pero si no paras de tragar! —rio malignamente, verdaderamente si había alguien que no paraba de tragar entre los dos, ese era Shane, se podía pasar el día comiendo sin parar, como un pozo sin fondo.  —Verdaderamente si tengo la culpa, pero lo solucionare poniendo un hechizo que te impida el paso a la cocina, no podrás coger mis papas fritas y nos ahorramos un incendio. —se mordió la lengua en una carcajada y silbo achinando los ojos, le había dolido.

La observó levantarse y dirigirse al armario, el asintió convencido, en ese momento si ella lo hubiese pedido él hubiera resucitado a un muerto. Solo tenía que pedir lo que quisiera y él movería el cielo para conseguirlo. Pero era típico de Harley estar como una cabra. No le había dado tiempo a acomodar su camisa cuando la bruja ya estaba comenzando a hablar como un torbellino, y en menos de lo que canta un gallo se había quedado saboreando el rápido beso y solo en la habitación. Chistó poniendo los ojos en blanco y aguantando una sonrisa irresistible.

“Está bien” cedió en su mente. Se le había ocurrido algo. Si quería ver películas, debían tener un ambiente cinéfilo. Shane se levantó de la cama y acomodó su ropa, saco la varita de su funda en el pantalón y se alboroto el pelo una vez más antes de desaparecerse.

Con gran precisión se apareció en el baño para minusválidos de un cine en Port Angeles, no era muy utilizado y tuvo suerte de que nadie estuviese dentro, pero cuando salió una chica se le quedo mirando. Él se giró mirando el cartel de la puerta “Upsis” Era el baño de mujeres… Con paso ligero se formó en la cola de las palomitas, el cine estaba lleno de parejas, que mas que a ver una película habían ido a darse el lote en la oscuridad de la sala. Cuando llego su turno Shane miró el cartel de las ofertas.

—Buenas noches… Ehm… Quiero un par de súper combos plus, uno con palomitas mitad caramelo, mitad mantequilla, uno con seven up y el otro con coca cola, por favor. Unos nachos, regaliz rojo… eh… —miro que mas había —¡Ah! Con extra de queso, por favor. También quisiera 5 chocolatinas de queda. Y un snickers… —eso era para él.

El muchacho lo miró asombrado ¿Quién podía comerse todo eso? Bueno, el solo quería consentir a Harley. Prontamente comenzó a preparar la orden “Por 5 dólares puede añadir a su combo un par de camisetas promocionales de Frozen… ¿Desea añadirlo?” Shane dudo.

¿Qué diablos era Frozen? No estaba muy actualizado en todas las películas, pero al girar la cabeza vio un cartel promocional gigante, con un muñeco de nieve muy raro.

—Sí, démelas —a Harley le gustaban esos muñequitos.

Tardo como 10 min en despachar todo lo pedido. Shane no podía agarrarlo todo, así que le pidió una bolsa y se las colgó de las muñecas y agarro las bandejas de los combos una en cada mano, lo miraron como si fuera un demente cuando regreso al baño con todas esas chucherías. Con cierta dificultad se reapareció en la mansión Glass.
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Dom Feb 23, 2014 9:36 am

Harley estaba perfectamente consciente que estaba loca como una cabra de los Alpes, aun que nunca tuvo sangre suiza corriendo entre sus venas. También sabía que a veces podía ser insufrible, infantil, impertinente, molesta, importuna y simplemente intolerable; precisamente es por eso que, en sus pocos lapsus de conciencia prefería hacer lo posible por hacer sentir bien a Shane y de alguna forma hacerle ver que le importaba y se preocupaba por él, después de todo era en parte su culpa que el trabajo fuera casi el doble de pesado para él pues su madre (y la tía Rashel) eran las encargadas de los novatos en el departamento de seguridad y su madre en especifico era una persona rencorosa, no todas las madres se toman bien que su hija mayor huya con un joven de buenas a primeras.

Se apareció sin decir más en un callejón oscuro en el centro de Waterville. La ciudad era uno de esos típicos pueblitos donde todo el mundo conocía a todo el mundo, incluso a los nuevos inquilinos de la mansión Glass. Si bien muchas personas en el pueblo no terminaban de comprender como es que dos jóvenes menores de edad vivían en una mansión solos y alejados del mundo, todos los rumores se deshacían al saber que ella era la hija de un artista famoso y se centraban más en ello que en el hecho de que no hubiera un adulto propiamente viviendo con ellos o que si quiera tenían edad legal para comprar alcohol en las tiendas. Los muggles tenían una forma de ver la vida muy diferente.

Fue directo al negocio de renta de películas en la esquina de la calle principal que estaba justo a la vuelta de donde había aparecido, apresuro un poco el paso pues de tonta ni siquiera había tomado un abrigo y las noches eran algo frías.  Saludo con un gesto de cabeza al joven no mayor que ella misma quien estaba detrás del mostrador y luego fue directo a la sección de terror.  Tomo las primeras películas que encontró, Insidious I y II (para no dejarlo a medias), “The Conjuring” y solamente porque estaba de camino “Texas chainsaw massacre”

-Voy a llevarme estas -. Las coloco sobre el mostrador y el joven fue a buscar los dvd’s mientras ella tamborileaba los dedos aburrida.  

“serán 19.50” – Dijo el adolescente, seguro iba a la secundaria local, no sabía, por ridículo que pareciera Harley jamás se había molestado en revisar los grados estudiantiles de los muggles o las edades a las que asistían.  Ella metió la mano en el pantalón y saco algunos sickles, hummm el tipo no tenía cara de duende así que supuso que sus monedas solo eran de broma ahí, tuvo que suspirar y sacar de su cartera la tarjeta de crédito. Dinero muggle…

Su viaja a la pizzería fue más fácil y rápido, había pedido dos pizzas dobles con extra queso y extra de todo. Su favorita era la pizza de carnes italiana.  Al final había vuelto al callejón con ambas pizzas en los brazos, una rebanada en la boca y las películas sobre ellas. Solo esperaba calcular correctamente la aparición cuando desapareció de la ciudad para ir hacia la mansión Glass.

Se había tardado mucho más que Shane en su incursión al cine, pero era obvio ella había comprado más chucherías. Al volver apareció en la cocina y dejo las pizzas sobre la mesa. Donde su terrible experimento de cena yacía. Tuvo que lanzar un fregotego rápido para mandar todo a la basura, pero volvió a la sala después de unos segundos con la pizza flotando tras ella y dos vasos de refresco.

Traje estas películas… feliz san Valentín. – Le dio un beso con sabor a pizza de queso extra, fue rápido y solo como anunciándole que había vuelto. No lo dejo escoger la película, antes que él dijera algo ya estaba poniendo la película del conjuro.
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Shane G. Collins el Vie Feb 28, 2014 7:05 pm


Reapareció haciendo gala de unas increíbles dotes de ninja, pues estuvo a punto de dejarlo caer todo, de hecho uno de los cubos de palomitas se le calló de la mano pero el joven auror pudo agarrarlo antes de que todo se desparramara. Con cierta dificultad lo llevo todo a una de las salas de la casa, está en concreto era en la cual habían instalado una vieja televisión, pues tenía un sofá que a pesar de lo destartalado era bastante confortable, aunque los muelles de este crujían un poco. Esa era una parte chistosa de tener una casa en la que todo crujía, chirriaba o hacia ruidos raros, que cuando tocaba ver una película de terror, podía ser verdaderamente escalofriante.

Shane lo acomodó todo en la pequeña mesa rectangular que había en el centro y parecía que se había desatado una lluvia de golosinas, dulces y palomitas. Acomodo un par de mantas en el sofá pues la lluvia ya comenzaba a repiquetear contra los cristales de las ventanas y el frio era más notorio en la vieja mansión, debían llamar a un técnico para que reparase la prehistórica caldera en el sótano. Se le antojo sumar a la gran dosis de azúcar unos chocolates calientes con marshmallows. Al entrar en la cocina no pudo si no percibir que aún era muy notorio el olor a chamuscado y al ver la cortina medio quemada soltó una carcajada, seguida de un rápido quejido pues una pixie le mordió la oreja, quizá como señal de disgusto de que los magos hubiesen quemado sus cortina. Shane le dio un manotazo, no parecía que hubiese más pixies y la que lo mordió huyo para esconderse. El mago gruño una sarta de improperios sobre aquellas criaturillas y saco el chocolate de la alacena, junto con leche y una olla y la bolsa de marshmallows, lo puso  todo en el fuego con cuidado de no provocar otro incendio en el mismo día y poco a poco el olor a chocolate lo fue inundando todo.

Con un movimiento de varita el chocolate se metió en unas tazas gigantes de winnie the pooh e Igor, estas estaban llenas de nubes que pronto comenzaron a inflarse absorbiendo el chocolate caliente. Fue a la sala y miró a su alrededor esperando a Harley, suspiró y con un accio hizo volar las tazas con el chocolate y las puso sobre la mesa. Instantáneamente Harley apareció. Sonrió al verla y al oler la pizza. La tomo por la cintura y la beso inclinándola con una mano en la espalda, al estilo de “se acabó la guerra”.

—Feliz San Valentín, H. —entonces  ella se alejó sin darle oportunidad a nada mas.

Puso “El Conjuro” y Shane se tiró en el sofá agarrando uno de los trozos más grandes de pizza, muchas veces peleaban como sabuesos por los trozos más grandes o los que tenían más carne y cosas así, era una visión graciosa. Le dio un escalofrió cuando una chica comenzó a narrar una historia y una muñeca escalofriante apareció en escena.
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Harley D. Blue el Vie Feb 28, 2014 7:53 pm

Era fácil vivir al lado de un hombre como Shane, estaba tan acostumbrada a él que sus movimientos casi estaban coordinados, él sabía cómo moverse a su lado y ella no era tan torpe frente a él, sin embargo había pequeñas cosas, pequeñitas pero que significaban muchísimo, como era la sensación de besarlo de esa manera, que se tomara el tiempo de hacerla sentir que era la mujer más afortunada en el mundo por el simple hecho de poder sentir sus manos alrededor de ella o la tibieza de sus labios sobre los suyos.  Aquellas cosas la descolocaban, pero la descolocaban de una buena manera, la ponían en las nubes.

Se sentó en el sofá inmediatamente después de que pusiera la película.  La Taza de chocolate estaba flotando a su espalda, ella había elegido la de Igor, algo extraño tenia con ese burro de felpa que le gustaba. Tomo la manta con una mano mientras seguía comiendo la pizza de un inicio, luego subió las piernas y se coloco bajo el brazo de Shane, lo había dejado tomar el pedazo de Pizza esa vez, pero solamente porque estaba quitándole los ingredientes sin que él lo notara por estar viendo la película.

Oh mira, se parece a Margaret, ¿te acuerdas de ella? La muñeca de Evy que tenia dentro un poltergeist, la que tuvieron que llamar al departamento de control de criaturas mágicas por que había pintado a Lucian y le había trenzado el cabello hace un par de años, creo que por eso se lo corto…  ¿No me digas que tienes miedo? .. – Levanto la vista entrecerrando los ojos para mirarlo de manera acusadora.  Había dejado los restos del pedazo de Pizza aun lado y se sacudió las manos para luego abrazarlo como se debía por la cintura.

No temas, yo te protegeré de esos malditos poltergeist y cosas terribles, solo por que haces el chocolate caliente más delicioso del mundo. – Alzó la cabeza para darle un beso pequeño en la mejilla, luego siguió el camino hasta su cuello donde le hizo cosquillas con la nariz.  Se detuvo unos momentos así cerrando los ojos, él podía hacer que su corazón latiera con fuerza, como nadie en el mundo.    Oye….  ¿Sabes?  - dijo a penas susurrando con una risa que lentamente se iba opacando y tomaba un tono de seriedad y solemnidad. – Creo que yo… yo realmente… -  Con una mano lo tomo de la mejilla girando el rostro de Shane hacia el de ella, hasta que estuvieron frente con frente, tan cerca que podía sentir su aliento sobre los labios. Su mano se había colocado sobre su hombro y lentamente fue recorriendo con la punta de los dedos su brazo. – Creo que estoy enamorada de ti… mucho…  

Al decir eso sonrió y le arrebato la rebanada gigante de Pizza que estaba a la mitad, remato con un “Ajá” y se giro hacia el televisor justo en el momento en que el muñeco aparecía en la puerta de la casa y sonaba un relámpago idéntico al que sonaba afuera de la mansion, por la lluvia. Eso, como venganza de la naturaleza, si la había hecho saltar de susto.
avatar
Harley D. Blue

Fecha de inscripción : 02/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ataque fantasma.

Mensaje por Shane G. Collins el Vie Mar 07, 2014 1:19 pm

Le gustaba estar así con ella. Cuando Shane había salido de la escuela, pensaban que todo sería fácil, idílico, todo planeado, pero en realidad ellos eran personas que no planeaban y que cuando lo hacían no solía funcionar. Y verdaderamente no lo hizo. Shane trabajaba como esclavo, él había hecho la mayor parte de los reportes desde que se había unido a los aurores, e incluso le habían hecho ordenar la oficina, que era como estar en un desierto donde las dunas eran montañas de papel. Para colmo la Sra. Blue no era un hueso fácil de roer. Harley por otro lado estaba en su ultimo año, y aunque no fuera la alumna 10, estaba mas ocupada, mas concentrada. Ambos tenían una gran necesidad del uno y el otro. Pero Shane confiaba en que una vez que por fin ella se graduase, todo mejorase. Se extremecia de pensar en que cada noche dormiría con ella, en que por fin podría restaurar en serio la mansión Glass. Tenerla para él… se despertaban muchos pensamientos, algunos no muy puros. Sonrió y la miró de reojo…

“WAIT!” paranoico le pareció haberla visto quitándole sus ingredientes, pero no estaba seguro. Le dio un bocado animal a su pizza y jaló a Harley para que se pegara más a él. Rio recordando la maldita muñeca y a Lucian.

—Le sentaría bien otro poltergeist que lo arreglara y peinara, potenciar su lado más femenino sería muy gracioso. —él rio.

Puso los ojos en blancos ante su acusación, ella sabía perfectamente que las películas le daban algo de miedo, la tensión, el no saber qué pasaría, siempre era así aunque ya la hubiese visto 30 veces. Pero él lo negó.

—Claro que no tengo miedo ¿Cómo crees? —puso cara de machote, nada podía asustarlo. Ella le dijo que lo protegería de esas cosas horribles y no pudo evitar sonreír, ella que era pequeña como una hormiguita y sin embargo podía ser peligrosa, podía ser verdaderamente un terremoto, terrible, todos lo sabíamos. Ella se quedó haciendo cosquillas con la nariz a Shane en el cuello, y él por otra parte quiso tirar todo, abrazarla y comérsela a besos, pero ambos tenían hambre… Muchos tipos de hambre.

Dio otro bocado a su pizza. “¿Sabes?” dijo prontamente Harley. Entonces él se giró levemente para mirarla bien. La cara de la bruja era solemne, cuando Harley se ponía sería a él le daba verdadero miedo, más que nada en el mundo, pues con ella nunca se sabía que iba a pasar, y si usaba aquel tono es que era verdaderamente importante.  Su mano lo tomo por la mejilla, sus frentes se tocaron y entonces su corazón dio un latido arrítmico, como un salto, un quejido de sorpresa.

Ella no era una de esas chicas que decían “Te amo” en la primera semana, no había nadie que se pareciese a Harley, ella rompía todos los esquemas, todos sus esquemas. Lo trastornaba y dejaba descolocado. Tragó saliva y sonrió bobamente como si le acabaran de poner una mascarilla de anestesia del dentista “El gas de la felicidad” Solo le faltaba babear, su corazón se detuvo. Cuando estaba a punto de responder “oh, H, sabes que yo también lo estoy…” Ella le robó su pizza y solo pudo lanzar un “EY!”

La iba a atraer hacia sí, pero un gran trueno resonó como su un cañón hubiese disparado en la cocina. Ambos dieron un respingo, el mago miró a la ventana. El cielo estaba negro, la temperatura comenzó a descender drásticamente, hasta que pudieron ver sus alientos condensándose, la película llegaba a una parte bastante terrorífica. Pero se vio interrumpido por un lamento.

“¿Eliza?” se oyó una voz, un lamento muy bajo, un susurro apenas.

—Oh, oh… —dijo Shane, creía saber por qué estaba pasando aquello. No todas las casas tenían fantasma. Pero la mansión Glass no era cualquier casa.

“¡ELIZA!”
el grito rompió los cristales, así sucedía cuando Kenneth tenía un brote en el invernadero, todo estallaba, aunque afortunadamente el fantasma solo podía estar en el invernadero, pero toda la casa sufría las consecuencias de la mentalidad confusa de Kenneth Glass. Harley lo odiaba.

Las luces parpadeaban y la lluvia comenzó a colarse por las ventanas rotas. Tendrían que repararlas, afortunadamente ser magos servía de algo.  Shane resopló, a veces podía dar miedo vivir allí.
avatar
Shane G. Collins
Auror

Fecha de inscripción : 28/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bloody Valentine

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.