El Instituto mágico de las brujas de Salem se enorgullece dar la bienvenida a los estudiantes, docentes, administrativos y padres de familia, que conforman nuestro Plantel Educativo y les felicita por ser parte de una institución tan noble como la nuestra.

Bienvenidos a este nuevo periodo escolar 2013 - 2014, periodo de muchos retos, metas y proyectos que nos brindarán al final del año muchos resultados positivos y exitosos.

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Nos encontramos actualmente en el final del invierno, este ultimo más cruel que los anteriores en Estados Unidos de América, la tierra de la libertad. Actualmente los alumnos están cursando el ciclo escolar 2013-2014. En el próximo mes se estará llevando a cabo una ceremonia en conmemoración al primer aniversario del ataque en el colegio hecho por magos oscuros. También está por comenzar la temporada de Quodpot y la carrera anual de escobas en el pueblo de Salem.


► Se prepara la ceremonia en conmemoración a los atentados del 03/13 en el colegio de Salem. Algunos ciudadanos encienden lumus al rededor de las rejas por los caídos.

► El partido liberal propuso una ley para el subsidio de los magos nacidos de muggles que no pueden pagar sus estudios. La propuesta fue descartada inmediatamente por el partido conservador. Se prevean revueltas tras el tribunal de magia.

► Cerca de 30 oficiales del departamento de seguridad mágica fueron dados de baja por no aprobar las pruebas de confianza. El personal restante ha estado trabajando a marchas forzadas por la seguridad.

► Jonathan Rosbell, mago acusado del robo al departamento de misterios de albuquerque nuevo méxico reveló pertenecer al grupo de adoradores conocidos como "Los Khem". Su sentencia será dictada la próxima semana.

Últimos temas
» Murikami Gakuen Rol [Élite - Apertura]
Mar Nov 18, 2014 4:35 pm por Invitado

» Wizarding World {Afiliación Elite}
Dom Abr 06, 2014 1:48 pm por Invitado

» Vuelapluma - Afiliación élite DENEGADA
Dom Mar 23, 2014 11:10 am por Invitado

» Schiltach Town {RPG+18} - Afiliación élite
Sáb Mar 22, 2014 8:37 pm por Invitado

» City Of Dreams RPG - Foro de Famoso (Cambio de Boton)
Miér Mar 19, 2014 5:13 pm por Invitado

» Bleach: El Renacer {Afiliación élite}
Sáb Mar 15, 2014 7:32 pm por Invitado

» Guardians of Eternity - Afiliación Élite Confirmación
Miér Mar 12, 2014 12:10 pm por Invitado

» Registro de Aquelarre
Mar Mar 11, 2014 11:10 pm por Kalim N. Raven

» Registro Avatar
Mar Mar 11, 2014 11:07 pm por Kalim N. Raven

» Kalim Raven ID
Mar Mar 11, 2014 10:58 pm por Kalim N. Raven

» -Amenazas-
Mar Mar 11, 2014 5:52 pm por Mel Bratcher

» Always There {Confirmación Elite}
Mar Mar 11, 2014 12:51 pm por Invitado

» Hearts on Fire {Confirmación Élite}
Mar Mar 11, 2014 7:32 am por Invitado

» No todo lo que brilla es oro
Lun Mar 10, 2014 11:07 pm por Matthew Levinson

» Jacque Mate
Lun Mar 10, 2014 6:17 pm por Evan D. Lovecraft

» Registro de empleo
Lun Mar 10, 2014 6:00 pm por Olga Bianchi

» Olga ha llegado || ID
Lun Mar 10, 2014 5:35 pm por Shane G. Collins

» Perdida en la noche(logan)
Lun Mar 10, 2014 4:04 pm por Atalaya Stein

» Directorio Looking For You { Afiliacion Elite
Lun Mar 10, 2014 2:21 pm por Shane G. Collins

» CONFIRMACION y Cambo de Botones ELITE MC
Lun Mar 10, 2014 2:06 pm por Shane G. Collins

Los posteadores más activos de la semana


ABBY LOWELLl
DRAKEN STALL
ÍO CARMENTA
G. BLODMIR
IVONNE S. LORENTS
PATRICK WOLFCLAW
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Dom Jul 16, 2017 6:57 pm.

Relatos cortos de una vida paralela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Relatos cortos de una vida paralela

Mensaje por Nils Roth el Miér Feb 26, 2014 6:45 pm

Hola pues. Aquí al habla el user de Nils y Bojan.

-La mayoría de personajes que apareceran en los relatos no existen -al menos en este foro-; están solo en mi imaginación. Si alguien quiere ver a sus personajes aquí puede decirlo <3
-A veces pueden parecer un tanto caótico, tengan en cuenta que hay veces que relato cosas un tanto raras, momentos alcoholizados y demás que no pueden ser muy organizados, y sin más, relatitos por doquier:


-
About Nils-
Un relato en dos partes
Esas alas a su espalda:
Las luces, el espacio, la música y la gente. Todo iba a cámara lenta y él parecía flotar en medio de todo. Le dolía hasta el alma hacía tan solo diez minutos pero... ¿y ahora? Ahora no sentía nada. Era lo mejor del mundo, la insensibilidad, el desorden, el caos y la locura. Todo mezclado en una sola sala, todo metido en su cabeza, todo revuelto entorno a él. Y todo tan organizado como nunca antes había estado.

Lo había visto pasar. Era él, o era ella. No tenía modo de saberlo. Lo había visto de frente, había visto su sonrisa y las alas que tenía tatuadas a su espalda. Había visto sus labios y sus ojos, pero no había visto nada más allá. No había visto lo que su cuerpo no necesitaba ver y ahora la había vuelto a notar, revoloteaba a su alrededor. Parecía... ¿que parecía? Otro vaso más llegó a su mano sin saber  y antes de darse cuenta había un tipo, era mayor, pero daba igual. Estaba pegado a su cuerpo, lo sostenía por la nuca, lo besaba y en su lengua había algo más que simple fuego cálido, algo sólido, algo que lo hizo sonreír aún un poco más. Las manos de aquel hombre revolotearon a su alrededor por un rato y sin saber como se quedó solo. Solo y aislado. Solo y rodeado de gente.

Volvió a verle, era una chica, tenía que serlo, revoloteaba entre la gente como una mariposa. Pasaba por lugares imposibles. Él se terminó el vaso que había estado en su mano hasta hacía un segundo, ahora no sabía donde estaba pero daba igual, era algo inventado, algo que no existía, en ese momento solo existía ella, o él. Daba igual.
Intentó revolotear entre la gente como le había visto hacer pero él no tenía alas, notaba como se quejaban, pisó a varios, estuvo a punto de recibir un golpe por empujar a alguien pero lo rechazó moviéndose a una velocidad asombrosa, claro, todos iban a cámara lenta, todos menos él.

Notó de nuevo aquellas manos, eran grandes pero no suaves, eran odiosas, pero le daban algo, otro vaso. Él se giró, le sonrió. Por Merlín, que feo era. Se tomó el vaso de golpe y el hombre lo besó, su boca sabía a mar, a pez y a cigarrillos. Sabía a muerte. Y el beso cesó tan rápido como él deseó, pero al parecer no por los mismos motivos que él había pedido en su mente, había alguien más. Un tipo, unas alas, una sonrisa. Después una mirada preocupada, directa a sus ojos.

Todo seguía moviéndose a ese mismo ritmo, él estaba en el centro de todo, notaba las miradas, sentía como alguien se acercaba a él aunque no lo llegaba a ver. Notó como alguien aprisionaba  su muñeca y corrió tras él. Lo vio, las alas en los hombros, una espalda grande, fuerte. Lo veía correr delante de él y corría, para no perderse atrás. El resto eran nada, música, ruido y personas que no se movían, que no sabían bailar, que no hacían nada por avanzar.
De pronto el frio del exterior le golpeó el rostro como un guantazo a mano abierta, notó como algo cambiaba en él y abrió la boca para recibir aquel nuevo beso, de aquel desconocido, pero no aquello nunca llegó, sintió como le miraba la boca, se incomodó como nunca, y oyó quejas, un bufido y finalmente un golpe en la cara. Era un puñetazo, directo al pómulo. Sintió la sangre caliente correr por su mejilla, y aquello despertó algo que llevaba dormido en él desde que había comenzado la fiesta, algo que con el primer vaso se desvaneció y la primera pastilla desapareció de su vida. Lo recordó a él. Al ángel con sonrisa idílica, al maldito hijo de puta que se negaba a aceptarlo como a su pareja. Al gilipollas que solo parecía quererlo cuando le podía joder la vida.

Abrió los ojos, más serio, y lo miró como si no lo hubiera estado persiguiendo toda la noche. Como si aquello no hubiera sido más que un juego de niños, el escondite entre neblinas. Ahora sí notaba el frío de la noche de febrero en su piel desnuda y sí que sentía como la nieve calaba en sus zapatos, iba vestido como un puto gilipollas iría a la playa en agosto. Su piel se erizó con rapidez, la cabeza le dio vueltas y lo último que llegó a oír fue su voz lejana, gritando su nombre "Dylan", como si de algún modo pretendiera así arreglar todo lo que él tenía ahí dentro, todo lo que estaba mal con él.
Ese horrible despertar:
Al abrir los ojos lo primero que vio fue su reflejo, aquella no era su cama, aquel no era su espejo. No sabía donde estaba. No recordaba nada del día anterior, solo el frio calado en sus huesos. Miró hacía un lado y lo encontró, aquella espalda ancha y perfecta. Aquella espalda que recordaba como algo lejano que perseguir. Se incorporó, intentando que no todo en su mundo girase, aunque el éxito  fue nulo, notó una horrible arcada ir hacía su garganta pero por suerte todo quedó en una falta alarma que despertó a la persona dormida junto a él,

-Me alegra ver que estás vivo, joder - su voz era grave pero a la vez ronca, como si estuviera constipado. Se aclaró la garganta y se le quedó mirando muy fijamente. El chico levantó la vista hacía el espejo sobre la cama, se vio a sí mismo, reflejado había un muchacho moreno con piel clara, sus ojeras ocupaban gran parte de su rostro y ahí estaba él, demacrado, deshidratado y para colmo, despeinado, con una pequeña herida en su pómulo, fruto del golpe que tampoco recordaba - ¿que pretendías, morir de una sobredosis o acostarte con un cuarentón con mujer e hijos? - la voz del pelirrojo con el que estaba compartiendo la cama denotaba enfado pero su rostro solo reflejaba preocupación. Necesitaba aquello, saber que lo preocupaba, saber que no solo estaba ahí cuando ÉL quería, si no que también estaría cuando lo necesitara. Bajó la cabeza, arrepentido. Se alegraba de aquello aún cuando sabía la soberana locura que había sido - si vuelvo a verte así pienso dejar que te tomes todas las que se te venga en gana, pero no pienses que voy a rescatarte de la nieve cada vez que te pase porque no pienso hacerlo, ni una sola vez más.

El chico, Nils, el pelirrojo con alas a su espalda y una sonrisa perfecta, se levantó de la cama, desnudo de pies a cabeza, e hizo que él, Dylan, se sonrojara hasta un punto inimaginable. Habían estado juntos, pero nunca desnudos. Era demasiado inocente, demasiado niño y ahora, al parecer, demasiado idiota por hacer algo como eso. El olor a tabaco inundó rápidamente toda la habitación, era un alivio, pues aquello ahora parecía más bien una destilería. El moreno no tardó en ponerse en pie, también desnudo, mareado y con muchísima sed. Buscó su ropa sin éxito.

-Te desnudaste antes de llegar aquí, no sé que demonios te dieron ahí dentro pero no eras tu - oyó de nuevo esa voz dura desde lejos, había ido directo al baño pero al parecer adivinaba sus movimientos - ponte algo de mi ropa, y lárgate.

No tardó, ni dudó en hacerle caso. Todo le quedaba enorme. Los pantalones parecían de chiste, la camiseta era casi un vestido, eran veinte centímetros de diferencia, era la diferencia entre un chico adulto y un muchacho que apenas comenzaba su adolescencia. La diferencia entre alguien que habría sabido manejar la situación y él. Salió rápido, para no tener que verle de nuevo la cara, abochornado.

-About Bojan-
Levantando el secreto:
La lluvia golpeaba con fuerza sobre la ventana. Bojan miraba al cielo, odiaba esos momentos de lluvia que no le dejaban vivir su vida tranquilo, feliz. Y no es que le molestara realmente mojarse, es que últimamente su salud iba un poco mal y estaba seguro de que en el momento en el que pusiera un solo pie fuera de la escuela terminaría por resfriarse como nunca antes.
Oyó como alguien carraspeaba en la habitación, haciendo que él saliera de su ensimismamiento, desvió la mirada a una zona oscura del cristal y vio reflejado a Draken ¿cuanto tiempo llevaría mirándole? Él aún estaba sentado en su cama, era triste, un sábado por la mañana y él ahí sentado. Usualmente ya llevaría dos horas de entrenamientos.

-¿Qué haces ahí sentado? Pareces un alma en pena - obvio que su mejor amigo se preocuparía por él, pero aquello no lo reconfortaba demasiado en realidad, no es como si él pudiera cambiar el clima o algo así - suaviza esa expresión Selvaggi, no te vas a morir por no salir un día a correr.

No respondió nada pero suspiró, tratando de relajar el gesto. Cuando volvió la cabeza para mirarlo frente a frente ya no estaba tan lejos, se había puesto de pie y ahora se inclinaba sobre él, besaba sus labios en un gesto suave. Bojan, sin pensarlo siquiera, se apartó un poco, creando una reacción incómoda en Draken, un gesto molesto y que le diera la espalda.

-Lo siento, fue la costumbre - se disculpó rápidamente Bojan, no le había querido molestar, simplemente estaba siendo sincero, era la costumbre la que lo llamaba a apartarse, pues en ese momento, ni tan siquiera estaba Demetrio ahí, que era lo que más lo cohibía - aún no es normal así de pronto.

Volvió a desviar la mirada, hacía la ventana. Un rayo se vio a lo lejos y aquello le hizo cerrar los ojos por un segundo. Siempre que habría la boca la cagaba, y al parecer no había sido una excepción, hasta él mismo notaba lo mal que había sonado ese “no es normal”; no era idiota, a nadie le gustaría oír eso de boca de su rollo, pareja, amigo con derecho... lo que fuera que estaban teniendo juntos.

-Eres un idiota, pero ¿sabes? Paso - cuando Draken habló simplemente sonó tan frío como podría haber sonado con cualquier otra persona, alguien que no fuera tan cercano a él como Bojan, que no estaba acostumbrado a escucharle así - estoy un poco hasta los cojones de tu miedo a ser descubierto, ni que fuera malo.

Ante esa respuesta Bojan se puso en pie, despacio, notando como toda su cabeza giraba en ese momento, no estaba muy bien, se mareaba con nada y echaba en falta el ejercicio físico, pero aún así ya estaba hasta los cojones de cagarla tanto, sobre todo con él.

-Vamos Stall, solo fue una gilipollez - le sonrió acercándose a él, despacio, lo veía y... joder; le ponía cachondo como nadie, no podía aguantarlo, después de probar aquello se había vuelto adicto y, realmente había tratado de olvidarlo, hacía dos días se había tirado a una tía, una tipa que realmente le gustaba, una que siempre le había puesto cachondísimo, pero no había sido lo mismo, de algún modo era solo el cómo, si no también, en cierto modo, el con quien. Le gustaba Draken, era una mierda, pero le gustaba - vamos a... no sé, a liarnos un rato o algo.

Le cogió por la muñeca pero la mirada que le lanzó Draken en ese momento fue clara y directa, una mirada que atravesó hasta su última defensa y le soltó la mano, molesto, solo quería arreglar lo que había comenzado. Él simplemente se marchó, no como una niña molesta, no dio portazo ni jodió con palabras inútiles, tan solo cerró la puerta y dejó a Bojan allí, solo y de pie, mirando el trozo de madera macizo que los separaba en ese momento.
El italiano, enfadado con todos pero sobre todo con él mismo pateó el escritorio y varias cosas se cayeron de él haciendo un ruido estrepitoso. No quería caer en tópicos, correr tras él, admitir que le gustaba... ¿para qué? Si dijera lo que dijera la cagaría diez minutos después.

Pero no tardó demasiado en hacerlo, salió de allí, gruñón, enfadado y molesto, pero lo que vio fuera no es lo tranquilizara. Él estaba hablando con aquella chica, no se le había ocurrido pensar que eran amigos, que ella se lo hubiera podido contar ¿las tías solían contar esas cosas a sus amigos? ¿Draken era el tipo de tío que estaba dispuesto a escuchar hablar de polvos así porque sí? Prefería no esperar para adivinar las respuestas así que simplemente comenzó a caminar rápido, atravesando la sala común y empujó a Draken, una vez y después otro. Lo tomó del brazo y tiró de él para que lo siguiera. Oyó algo de la chica, una queja o quizás no, lo que fuera, a él le importaba una puta mierda.

-¿Qué haces maldito maricón?- preguntó mientras exclamaba el inglés y se libraba de sus tirones. Habían salido del aquelarre y ahora los dos se estaban mojando. Cabreado, como nadie, le dio un puñetazo en el pómulo, fuerte, descargando toda la molestia - chúpate un rato la polla joder, y déjame en paz, estoy hasta los cojones de tu egoísmo

El italiano simplemente se llevó la mano al pómulo, en realidad ni tan siquiera se sentía molesto con él y mira que se lo merecía por el golpe, y por pararlo, no tenía intención de quedarse quieto bajo el agua, iba a terminar jodidamente mal, lo podía ver.

-¿Qué te ha contado? - preguntó aquello fríamente, en realidad en teoría daba igual, no eran novios ni nada parecido, no es como si tuvieran que guardarse fidelidad o algo así, pero aún así algo le decía que tenía algo que ver con eso - no quiero que estés enfadado conmigo, así que dame todos los que necesites, pero no pienso dejarte ir.

Durante unos segundos se quedaron mirándose en silencio, desafiantes ambos, al final Draken chasqueó la lengua y le hizo un gesto con la cabeza, se pegó al edificio para quedar el resguardo del pequeño tejado que sobresalía.

-Andas por ahí tirándote a cualquiera pero no tienes los santos cojones de recibir un beso sin comportarte como un puto gilipollas. No quiero follarte cuando tengas un puto calentón y que ahí quede todo. Que te den por culo, que te den te duela y ni sueñes con que sea yo quien lo haga.

Aquellas palabras le salieron tan fáciles y naturales que realmente hicieron a Bojan dudar sobre si ya se había terminado aquello, justo ahora que él había notado aquello, se había decidido sobre que realmente no quería tontear más... le gustaba hacerlo con él, le gustaba él carajos.

-No ando por ahí tirándome a nadie, eso fue...hace unos días, y creo que ya no lo haré más

-¿Qué lo crees? ¿Porqué, no puedes vivir sin que te joda? - la voz del pelimorado demostraba claramente que estaba siendo irónico, le costaba creer algo así. Se oyó a la chica de antes en la puerta, había salido y los estaba llamando. Draken se giró a mirarla, con el ceño fruncido, estaba llamando a Bojan, era una puta de mierda, primero se quejaba de que había pasado de ella y ahora andaba llamándole en lugar de a él que se suponía era su amigo. Aún con el ceño fruncido volvió a mirar a Bojan y le hizo un gesto con la cabeza - si te das prisas podrás volver a follartela, pero yo no me tardaría porque esa abrirá las piernas frente a cualquiera que la tenga tan pequeñ...

Pero la frase se quedó en el aire, Bojan le había cogido el rostro y en ese momento lo besaba como si no hubiera mañana, ansioso, necesitado y sobre todo, intentando dejar de lado el miedo a ser descubierto. Lo sabía, los estaban mirando, pero Draken al parecer necesitaba algo así para entender que realmente hablaba en serio. Tardó unos segundos en separar sus labios de los del chico.

-No voy a ir, no quiero ir. Y deja de decir idioteces. Si quieres me pongo aquí a gritar como un puto gilipollas para que el viento les lleve la noticia a todos, soy un puto marica de mierda si tu quieres, pero deja de dar por culo que pareces una tía sangrante joder.

Dicho aquello le dio un golpe en el pecho y volvió a besarlo de nuevo, notando como esta vez el beso era correspondido con las misma ansias, oyendo un “idiota” entre besos y dejándose llevar. Ya les habían visto, ya no había nada que ocultar, lo sabía y en cierto modo, no le desagradaba del todo.

Y bueno, eso es todo por el momento, me gusta escribir relatos paralelos porque le dan vida a los personajes, hacen que me meta más en su piel y porque amo escribir ò-o

Se agradece cualquier tipo de comentario y si alguien se me presta voluntario para futuros relatos lo tendré en cuenta porque al ser totalmente off rol pues, puede surgir cualquier cosa <3
avatar
Nils Roth

Fecha de inscripción : 04/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.